Cambio Climático y Periodismo

Ejemplo 1 de tópico en el uso de la imagen. El oso polar.

Ejemplo de tópico en el uso de la imagen. El oso polar.

Hace poco tuve el placer de asistir y representar a Boletín Drosophila como reportero en la Jornada Internacional de Comunicación y Cambio Climático organizados por LADECOM en la Facultad de Educación de la Universidad de Sevilla. Como bien sabemos el Cambio Climático continúa, el Ártico se reduce por continuas borrascas de aire cálido, pero aun así seguimos emitiendo cada vez más CO2. Pero ¿La comunicación se hace eco de ello? Creo que no como se merece.

Todas estas ideas sobre lo que está pasando rondan nuestra mente, pero muchos no tenemos claro de dónde vienen y si son realmente dignas de fiar. Lo cierto es que si es digna de fiabilidad, siempre que venga de buena fuente, en este caso es el IPCC. Este organismo está formado por expertos elegidos sin vinculación a ningún gobierno ni organización. Redactan sus informes desde la bibliografía científica existente con consenso y rigor. Estos informes son revisados por expertos científicos y posteriormente por los gobernantes de las Naciones Unidas, que han de aprobarlos de forma unánime. En la Actualidad ya se han publicado 4 informes y hay un quinto en camino.

Actualmente la sociedad no entiende del todo la importancia y efecto del Cambio Climático. Incluso muchos niegan su existencia y lo tratan de mentira a gran escala. Pero lo cierto es que existe, habiendo un claro consenso científico sobre el tema. Unos de los principales problemas para hacer llegar esta idea al público es la distorsión producida por los medios de comunicación, comúnmente influenciados por ideas socio-económicas.

La crisis económica ha sido un hito importante en la comunicación sobre el tema. Esta crisis ha variado las prioridades de la población, empujando al Cambio Climático hacia una temática de segunda. Es lógico suponer, hablando de la comunicación, que si la sociedad cree que algo es real aunque no lo sea, sus consecuencias son reales y viceversa. Aquí encontramos la pescadilla que se muerde la cola, la sociedad española es casi indiferente al Cambio Climático y por tanto hay poca comunicación sobre el tema. Es decir, si no informamos sobre un tema que resulta indiferente, seguirá siendo indiferente.

Otro problema que vemos respecto al tema es que el público quiere primordialmente contenido gratuito, que puede ser de baja calidad. No se trata de crítica, es imposible dedicar tiempo suficiente para hacer un gran trabajo si el escritor tiene que realizar otras tareas para subsistir. Ciertamente esta falta de relevancia para el público, se debe principalmente a que los efectos del problema se ven lejos de lo cotidiano, tanto temporal como espacialmente. Esto acompañado a la bien conocida falta de planificación a largo plazo de nuestra especie, aclara la poca relevancia que suscita.

La información sobre el Cambio Climático ha de pasar dos grandes barreras para su llegada al público. La barrera existente en la transferencia de información entre científicos y comunicadores, y de estos con el resto del mundo. Desde mi punto de vista, tanto de estudiante de ciencias como aspirante a comunicador, creo que la primera barrera es el principal problema existente. Los comunicadores piensan que los científicos han de simplificar y explicar la ciencia a los periodistas. Pero los científicos piensan que no tienen porque hacer esto, dado que su trabajo se basa en el estudio y descubrimiento de nuevas ideas o conceptos. Además de que resulta muy complejo simplificar ciertos temas. Ante esta tesitura se podría proponer la formación de personas tanto en ciencia como en comunicación para servir de puentes entre los dos grupos.

Este complejo tema se trata de distinta manera en los diferentes países, principalmente atendiendo a los distintos grados de desarrollo de estos países. En los países en desarrollo, el Cambio Climático no presenta apenas importancia. Su idea es bien clara, el Cambio Climático es culpa de los países  desarrollados, y por tanto son ellos los que tienen que solucionarlo e incluso pagarles a ellos para frenar su desarrollo industrial (como es el caso de Argentina). Sin meternos en política, aplicar valores económicos a las realidades físicas y ecológicas es un error. La economía verde, son estimaciones poco reales y muy influenciadas por factores económicos.

Como bien hemos mencionado un par de párrafos antes la comunicación sobre el Cambio Climático es un tema marginal, entre otros factores, por su complejidad. Esta complicidad queda clara, pues sólo un 0,3% de las comunicaciones explican el contexto de Cambio Climático. Es obvia la falta de preparación de la mayoría de los periodistas en el sector, que no llegan a entender la envergadura del tema. La mayoría de las comunicaciones no hacen responsable al hombre del problema y no indican las fuentes de información. Todo esto empuja al lector a pensar que el Cambio Climático es un fenómeno natural complejo no producido por el hombre, una gran mentira.

Otro aspecto importante es el uso de imágenes en estos comunicados. Existe una clara carencia de imágenes que puedan representar el Cambio Climático, tirando continuamente de imágenes de archivo que se repiten hasta la saciedad. Es el caso de la típica imagen del oso polar nadando en busca de hielo o sobre una pequeña isla de hielo que apenas lo aguanta. Dentro de este pequeño número de imágenes repetidas, las que hacen referencia a los polos son las más usadas, aunque el Cambio Climático se esté produciendo a escala global y cercana.

Para concluir podríamos decir que la prensa trata el tema como un asunto marginal, principalmente por su dificultad para entenderlo y contextualizarlo. Se trata de un tema muy politizado y usado con intereses económicos. Aunque se muestra como un tema alejado del lector y necesitado de imágenes cercanas y ganchos informativos, genera información fiable y rigurosa si recurrimos a periodistas especializados.

Tras todo lo comentado, quiero redimirme. No podría concluir este artículo sin nombrar al elevado número de periodistas medioambientales que se encuentran en nuestras filas actuales, y que forman a un grupo aún más amplio de nuevas promesas. Son pocos con respecto a otras especialidades, pero claramente se ve que disfrutan de su trabajo, realizándolo de forma magnífica.

Sobre Ismael Ferreira Palomo

Licenciado en Biología por la Facultad de Biología de la Universidad de Sevilla y Vicepresidente de la Asociación Cultural de Divulgación Científica Drosophila. Amante de la zoología, la ecología y las ciencias del comportamiento, así como de la divulgación científica. Responsable del breve de los martes y de la sección Fichando Mamíferos de la revista Drosophila. Para contactar conmigo puedes hacerlo por correo en ismael@drosophila.es o en mi twitter personal @criadordelibro. Mi blog personal: El Último Darwin.

3 thoughts on “Cambio Climático y Periodismo

Responder

Tu correo no será público Campos requeridos marcados *
Puedes usar HTML en tu comentario: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>