Un ejemplar de Ogcocephalus nasutus con sus extrañas aletas.

Un ejemplar de Ogcocephalus nasutus con sus extrañas aletas.

Hoy os quiero presentar a un pez muy raro. Se trata de la especie Ogcocephalus nasutus que es conocida como pez murciélago común o murciélago tapacaminos. La podemos encontrar en el mar Caribe, el golfo de México y desde Florida hasta el norte de Brasil. No es muy grande (alcanza unos 38 centímetros), pero tiene una mofología muy peculiar. Este pez pertenece a la familia de los Ogcocephalidae con unas característica comunes: su cuerpo está aplanado ventralmente, la boca apunta hacia abajo y las branquias se encuentran en la base de la aleta pectoral. Pero su rasgo más llamativo son las aletas pélvicas y anales. Dicha característica ha evolucionado para sobrevivir en las zonas bentónicas (sobre el lecho marino), en su mayoría en arrecifes. Les permiten apoyarse y en algunos casos caminar. En este vídeo podéis ver a la especie Ogcocephalus darwini dar unos pasitos:

Imagen de previsualización de YouTube

Viendo estas imágenes uno no puede evitar pensar en el hito evolutivo que supuso el paso del agua a tierra. El origen de los primeros tetrápodos, aquellos de los que provenimos mamíferos, aves, reptiles y anfibios. Sin embargo estaríamos cometiendo un error a la hora de querer unir la línea evolutiva de los peces murciélagos y la nuestra. Al menos, en lo que a cuestiones de andares se refiere.

El grupo de los tetrápodos surge dentro de la clase de los sarcopterigios. Como grupos hermanos tenemos a los celacantos y los dipnoos (peces pulmonados). Se les conocen como peces de aletas lobuladas. En otro carril evolutivo se encuentran los actinopterigios o peces con aletas radiadas. A este grupo pertenecen los peces a los que estamos acostumbrados: sardinas, aquellos que te miran desde la pecera o los famosos peces voladores. No han conquistado la tierra, pero se los considera como el grupo de vertebrados más diverso. Han colonizado gran cantidad de hábitats y evolucionado en multitud de estrategias. Y entre ellas se encuentran los pasitos de los peces murciélagos.




El beso, actualmente muestra de cariño, fue durante  mucho tiempo entendido como un simple gesto para cerrar acuerdos y contratos, mostrar respeto jerárquico o era mucho más restrictivo, por lo que algunos científicos piensan que es de carácter cultural. Sin embargo no es una característica exclusiva del ser humano ya que los bonobos por ejemplo suelen besarse con frecuencia, por lo que otros piensan que ya en tribus muy antiguas (cromañones) se besaban siendo la presión cultural la que después hizo desaparecer en parte esta conducta.

"Beso" entre ejemplares de Agapornis

“Beso” entre ejemplares de Agapornis

Muchos etólogos y psicólogos se han preguntado el origen de este comportamiento, por lo que existen diversas teorías. Según explica el zoólogo y etólogo Desmond Morris en su libro El mono desnudo, podría deberse a una pauta relacionada con la alimentación de los bebés: las madres masticaban la comida para preparar una especie de papilla que luego le pasaban a sus hijos. Esta pauta aparece en muchas especies, no solo en primates. En algunas especies animales como chimpancés o Agapornis la unión de labios o pico se usa como una forma de comunicación e identificación y como signo del orden social dentro de un grupo.

La teoría predominante sobre el origen del beso, es la función sexual y reproductiva de este. Según el psicólogo Gordon G. Gallup, en estudios realizados con la colaboración de estudiantes, ha comprobado que a través del beso se produce un intercambio de información química (olor y gusto), táctil y postural. De esta forma un beso podría activar funciones del cerebro muy básicas que están testando al otro individuo con fines reproductivos. Con el beso, gracias a las numerosas terminaciones nerviosas que le dan  gran sensibilidad a los labios en primates, se consigue una estimulación nerviosa y como consecuencia la liberación en el torrente sanguíneo de oxitocina, dopamina y adrenalina con los efectos que éstas hormonas implican.

Kissing the War Goodbye, fotografía de Victor Jorgensen.

Kissing the War Goodbye, fotografía de Victor Jorgensen.

Está claro que el cuerpo experimenta una respuesta endocrina y nerviosa ante este comportamiento. Según sus estudios el varón deposita una pequeña cantidad de testosterona a través de la saliva en la boca de la hembra que hace que aumente la libido de ésta. Por su parte la hembra al besar está evaluando inconscientemente a través del olor a la pareja, algunas teorías que afirman que el beso es un acercamiento con este fin.

El ser humano como primate es una especie altamente social, por lo que además del beso romántico, el beso se utiliza como gesto de agradecimiento, saludo, cercanía, o incluso puede ser sustituido por otros gestos como abrazos, rozar narices, etc. Por ello, además de la base química y hormonal, el origen del beso probablemente tenga una fuerte influencia social relacionada con las relaciones intragrupales y de afiliación.




Cuatro cosas no pueden ser escondidas durante largo tiempo: la ciencia, la estupidez, la riqueza y la pobreza. — Averroes

Dada la cercanía de Singapur y Malasia, estos países se han visto afectados por los incendios en Sumatra.

Dada la cercanía de Singapur y Malasia, estos países se han visto afectados por los incendios en Sumatra.

La semana pasada nos llegaban imágenes de Singapur envuelta en una neblina de humo y ceniza. Las agencias de noticias se hacían eco de como una gran cantidad de incendios radicados en Sumatra (Indonesia) afectaban a países vecinos. El viernes el índice de polución superaba los 400 puntos en Singapur, una realidad preocupante teniendo en cuenta que por encima de 100 se considera peligroso para la salud. En Malasia cerraron 200 escuelas y el domingo la polución subía a 750 puntos por lo que se ha tenido que declarar el estado de emergencia en las regiones de Ledans y Muar.

Indonesia es el primer productor mundial de aceite de palma y precisamente el origen del problema radica en las plantaciones de la palma de aceite (Elaeis guineensis). Con el fin de obtener tierras para sembrar, se practica una forma de clareado de la selva basado en provocar fuegos. Esta técnica se realiza en la estación seca, entre los meses de Junio y Septiembre. Sin embargo gran parte de estos incendios se consideran ilegales. De los alrededor de 800 incendios contabilizados en estos días, sólo unos 300 se encontraban en zonas concedidas por el gobierno para estos fines. Además se han descontrolado y su magnitud ha elevado la contaminación del aire. El gobierno indonesio, ante la presión de Singapur y Malasia, se afana en apagarlos e incluso ha lanzado productos químicos al aire con la esperanza de que llueva y se limpie la contaminación. Aún así advierte que los países afectados también tienen parte de culpa pues empresas como Sime Darby (de Singapur) y Wilmar Internacional (de Malasia) se dedican a la producción del aceite en Sumatra.

En estos enlaces podéis conocer un poco más del tema. En primer lugar una selección de fotos publicadas en The Washington Post. En este mismo medio, han usado datos de la NASA sobre las zonas con incendios y los han volcado en Google Earth. Así han confeccionado un mapa que puede daros una idea de la magnitud del problema. Por último, la Wikipedia en inglés está recopilando la cronología del suceso que han titulado como 2013 Southeast Asian haze.

Rafflesia arnoldii, una planta endémica de Sumatra y Borneo.

Rafflesia arnoldii, una planta endémica de Sumatra y Borneo.

Ahora bien, este suceso es la punta del iceberg de una realidad mucho más preocupante. La producción de aceite de palma, como cualquier otro tipo de agricultura no controlada, es el origen de graves problemas sociales, medioambientales y económicos. No está del todo claro cuanto tiempo podrá Indonesia seguir produciendo este producto. Lo seguro es que hay un claro perdedor: sus valiosas y diversas selvas tropicales. En Sumatra desde el año 1985 se ha eliminado el 48 % de las zonas forestales. Aún así cuenta con más de 10 parques nacionales, incluyendo el Parque Nacional Berbak que es considerado un humedal de importancia internacional bajo el convenio Ramsar. En ella encontramos 17 géneros de plantas endémicas y cuenta con sus propias especies de tigre, rinoceronte y orangután. Sin duda, un valioso tesoro que bien gestionado podría ser un pilar de desarrollo económicos.




Cuatro cosas no pueden ser escondidas durante largo tiempo: la ciencia, la estupidez, la riqueza y la pobreza. — Averroes

Imagen Wikipedia

Imagen Wikipedia

Esta semana nuestros viajes por el mundo de los mamíferos nos han llevado a Tasmania, aunque no hablemos de su demónio, cosa que ya hicimos.  En esta ocasión seguimos el rastro de un animal marsupial cazador de 0,6 – 1,6 kg y una longitud (sumando cola) de hasta 75 cm, se trata del Cuol Oriental o Dasyurus viverrinus.

Nos encontramos ante un gran cazador, capaz de capturar hasta conejos, aunque su dieta principal se base en insectos. Cabe destacar que como otros animales de este genero, son criaturas oportunistas que no dudan en usar cualquier recurso con el que se encuentren.

Tras una gestación de 21 días pueden nacer hasta 30 crías, de las cuales solo sobrevivirán aquellas seis que consigan agarrarse a uno de los 6 pezones disponibles. La madurez se alcanza al año y presenta una vida media en libertad de 5 años. Durante la cual se comportan como animales solitarios y nocturnos, aunque es posible verlos relajadamente durante el día tomando el sol.

1

Otra posible variedad de fenotipo

 




Cuatro cosas no pueden ser escondidas durante largo tiempo: la ciencia, la estupidez, la riqueza y la pobreza. — Averroes

Sonrisa Duchenne

Sonrisa Duchenne

Existen muchos tipos de sonrisa y suele ser fácil distinguir una sonrisa falsa de una verdadera. La sonrisa de Duchenne, llamada así por Guillaume Duchenne quien la definió en el siglo XIX en su estudio sobre la expresión de las emociones, es la que llamamos sonrisa verdadera.

La sonrisa de Duchenne fue relacionada con el disfrute ya que ocurre más a menudo durante sensaciones de placer y emociones positivas espontáneas, mientras que el otro tipo de sonrisa no tenía una vinculación directa. Cuando nos reímos por un chiste o una broma, se activa el llamado circuito del humor, y este se refleja en una sonrisa de Duchenne.

Se dice además que un individuo es capaz de detectar inconscientemente si tiene ante sí una sonrisa de Duchenne o una falsa sonrisa, ya que sus neuronas espejo no se activaran del mismo modo ante esta última.

Bajo las dos posibilidades (sonrisa de Duchenne y no Duchenne)  subyacen rutas neurológicas distintas, cuyos componentes tienen una implicación claramente diferente según el tipo de sonrisa.. Esta diferencia de circuito neural subyacente puede deberse a la evolución por separado de estos dos tipos de risa, ya que pueden haber surgido paralelamente y adquirido funciones distintas.

La llamada sonrisa no Duchenne o que consideramos “sonrisa falsa” ha tenido un gran valor adaptativo, ya que favorece las relaciones entre individuos mejorando la cohesión y confianza en especies sociales  como los primates. Por ello probablemente en la evolución no ha sido dejada de lado, sino todo lo contrario: ambos tipos de sonrisa han sido seleccionados evolucionando de forma paralela, con circuitos diferentes y funciones relacionadas aunque no completamente iguales.

Imágenes de expresiones faciales de los estudios de Duchenne

Imágenes de expresiones faciales de los estudios de Duchenne

 




Cuatro cosas no pueden ser escondidas durante largo tiempo: la ciencia, la estupidez, la riqueza y la pobreza. — Averroes

Ammonia tepida, una especie de foraminíferos.

Ammonia tepida, una especie de foraminíferos.

La semana pasada saltó a las redes una noticia que se hacía eco de una excepción en el mundo de la biología. La organización Oceana y el Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB-CSIC) habían descubierto una nueva especie: Spiculosiphon oceana. El hallazgo se realizó en la montaña submarina del Seco de Palos (Murcia) ¿Y que tiene de especial? Pues para empezar nos enfrentamos a un organismo unicelular… de entre cuatro y cinco centímetros de altura. Su taxonomía lo enclava entre los foraminíferos que son protistas: eucariotas que no podemos encajar en los reinos Animalia, Plantae ni Fungi. Los foraminíferos además se diferencian en que poseen pseudópodos que les sirven para desplazarse, cazar presas y como base para un esqueleto calcáreo. Además la susodicha especie tiene un estilo de vida sésil (vive sobre el sustrato y no se mueve) lo cual ha generado titulares como el siguiente: “Descubren frente a Murcia un protozoo gigante que imita una esponja carnívora”Al leer la palabra “imita” me pareció que tenía que escribir esta entrada.

Cuando decimos que A imita una característica de B, hacemos suponer que A ha visto, escuchado o detectado de alguna forma la característica de B. Esto en el mundo de la biología es bastante raro y generalmente va asociado a la visión. El culmen de la imitación es la transmisión cultural. Pero no vamos a entrar ahora en ese debate. Aquí va un ejemplo más sencillo: el ave-lira soberbia (Menura novaehollandiae) y su fabulosa capacidad de imitar el canto de otras aves, cámaras de fotos, alarmas de coches y motosierras.

Imagen de previsualización de YouTube

Cladorhizidae un grupo de esponjas carnívoras.

Cladorhizidae un grupo de esponjas carnívoras.

Ahora bien y ¿qué hace Spiculosiphon oceana? Pues simplemente sobrevivir. Una de las características que tiene el medio acuático es que la comida se puede encontrar flotando o nadando en el agua. Es decir, por todas partes. Así que si eres un organismo que se alimenta de ella te quedan dos opciones: centras tus herramientas para alimentarte en un punto (el caso de los peces o las lombrices) o las esparces en todas direcciones. Si además eres sésil, la mejor estrategia será la segunda. Alcanzarás cualquier bocado que pase por tu lado. De esta forma la selección natural ha potenciado estas estructuras, cuantas más ramificaciones más comida. En definitiva sobrevivir.

En el caso que nos ocupa resulta que la estrategia de este foraminífero es parecida a la que usan las esponjan carnívoras. ¿Por qué ocurre esto? Porque este tipo de esponjas tienen el mismo estilo de vida: viven en las mismas condiciones, son sésiles y gustan de comer otros bichitos. Pero no son los únicos, las anémonas por ejemplo se encuentran en la misma tesitura. Esta estrategia ha aparecido en muchos grupos taxonómicos diferentes. Mismo resultado, distintas vías. Como el caso del vuelo en aves y murciélagos. No se imita, sólo se sobrevive y a veces se llega a las mismas soluciones.




Cuatro cosas no pueden ser escondidas durante largo tiempo: la ciencia, la estupidez, la riqueza y la pobreza. — Averroes

Imagen de wikipedia

Imagen de wikipedia

Esta semana seguimos perdidos por el árbol de los mamíferos, en este caso nos paramos a contemplar el Perezoso didáctilo de Hoffmann, cuyo nombre científico se corresponde con Choloepus hoffmanni. Se trata de un mamífero placentario del orden Pilosa. Nos encontramos con un animal solitario, arborícola y nocturno. Su estructura corporal, muy peludo, largos brazos, grandes garras, 6-7 kilos y unos 60 cm de largo, es perfecta para la vida y movimiento en las copas de los árboles.

Se encuentra en el Centro y Sur de América, dentro de las zonas forestales de Bolivia a Honduras.

Aunque como hemos dicho pasan casi toda su vida en las copas de los árboles, realizan cortos desplazamientos por tierra y son excelentes nadadores. Siempre que se habla de perezosos, es normal hablar de su lentitud de movimiento, pero esta característica es una adaptación a su dieta pobre en calorías. La naturaleza ha dotado a estos animales con una velocidad metabólica igual a la mitad de la de un animal con el mismo tamaño.

Su dieta se basa en ramas de los árboles, aunque raramente comen fruta y hojas. Con los labios rasgan la comida y gracias a unos dientes sin esmalte de crecimiento continuo mastican la comida.

Actualmente la especie consta de 5 subespecies reconocidas y está catalogada por la UICN como Preocupación Menor (LC).

 

Mapa de distribución de la especie según UICN

Mapa de distribución de la especie según UICN

Imagen de wikipedia

Imagen de wikipedia




Cuatro cosas no pueden ser escondidas durante largo tiempo: la ciencia, la estupidez, la riqueza y la pobreza. — Averroes