Compra el número 15 de Boletín Drosophila por 1.50€ en BioScripts o Copistería El Estudiante.

El árbol más antiguo del mundo

Se trata de una especie del género Picea (que pertenece a la especie que tradicionalmente se usa para decorar las casas europeas durante Navidad) que habita en la provincia de Dalarna (Noruega). La planta en cuestión tiene una antigüedad de unos 9.550 años, convirtiéndose hasta la fecha en el ejemplar vegetal vivo más antiguo que habita la Tierra.

La parte visible del árbol (de unos 4 metros de altura aproximadamente) tiene una antigüedad que se data en torno a los 600 años de edad, pero es su raíz, la que de manera ininterrumpida, debido a la capacidad de clonarse a si mismo, ha conseguido hacer de este ejemplar el más longevo. Este suceso se debe a que, aunque el tronco y los tallos de esta Picea tienen vida útil de alrededor de unos 600 años, tan pronto éstos mueren surgen unos nuevos de las reservas de la raíz, haciendo de esta manera que el árbol aumente sus expectativas vitales.

Los antiguos remanentes de las raíces del árbol fueron datados a través de la técnica del radiocarbono (que utiliza el isótopo carbono-14 (14C) para determinar la edad de materiales que contienen carbono hasta unos 60.000 años). Los estudios fueron llevados a cabo por Leif Kullman, profesor del departamento de ecología y ciencia ambiental de la Universidad de Umeå en Suecia y director de la investigación. Además en este estudio se encontraron otros ejemplares de antiguos arbustos de entre unos 5000 y 6000 años. Los investigadores piensan que los análisis de estos árboles podrían ayudar a esclarecer como hoy en día las plantas se adaptan a los cambios climáticos.

Kullman piensa que de ser cierto esto, es posible afirmar que “la desglaciación ocurrió mucho antes de lo que se cree” y que “incluso la era glacial pudo haber sido mucho más corta de lo que hasta ahora se sabe”.

Eduardo Bazo Coronilla

es estudiante de biología.

Breve incluido en el Número 1


Algo sobre el Autor


Licenciado en Biología por la Universidad de Sevilla. Estudiante del Máster en Comunicación Científica, Médica y Ambiental impartido por la Universidad Pompeu Fabra. Persigo la meta de la divulgación científica (en concreto la biología) como medio de vida. Es así como nace la idea de llevar la revista Drosophila desde el Campus de Reina Mercedes en Sevilla al vasto mundo online. Puedes encontrarme en angelleon@drosophila.es


Leer entrada anterior
El mundo microbiano y el tamaño de las bacterias

¡Saludos lectores de Drosophila! Estoy seguro de que muchos de vosotros ha oído hablar millones de veces de las bacterias. Todos sabemos bien que son organismos unicelulares, procariotas (sin núcleo), que habitan todos los nichos,...

Cerrar