Portada monográfico Historia NaturalYa puedes disfrutar de un nuevo número monográfico de Boletín Drosophila: Historia Natural en Sevilla. Las revistas en papel están a la venta en la Copisteria Estudiantes o en el local de BioScripts. ¡Y por sólo 1,50 euros!

En este número hemos contado con la ayuda del profesor Juan Francisco Beltrán, del Departamento de Zoología de la Universidad de Sevilla. En él miramos al pasado para recordar al Gabinete de Historia Natural que Antonio Machado y Núñez fundó en el siglo XIX. Ya en el presente, repasamos la historia natural sevillana de la mano de instituciones como La Casa de la Ciencia, el Museo de Geología, el Acuario o la plataforma The Virtual Museum of Life. También nos asomamos al herbario de la Universidad de Sevilla, los institutos históricos como el IES San Isidoro o la colección de vertebrados de la Estación Biológica de Doñana. Todo ello para que veáis Sevilla con unos ojos diferentes.

¡Esperamos que os guste!


No se estrese en la búsqueda de hoteles baratos! Expedia le puede ayudar.
Ilustración de Luis Ricardo Falero

Ilustración de Luis Ricardo Falero

Hoy es el día propicio para hablar de esto. Hablar de brujas y sus pócimas. Lejos de lo que la mayoría de vosotros cree, las brujas sí existieron. No eran como las pintan, de hecho yo las veo más bien como auténticas químicas-drogodependientes de la naturaleza. Químicas de los más retorcidas eso sí.

Comencemos nuestro macabro viaje hablando de los ingredientes más comunes en las marmitas mágicas, es decir, plantas, restos animales y sapos. No, estamos equivocados. Esos ingredientes no son del todo correctos. Tenemos que añadir hongos y quitar restos animales. Es cierto que algunos restos animales si que caían de vez en cuando, pero la mayoría de cosas como lengua de serpiente (Ophioglossum vulgatun), oreja de liebre (Cynoglossum officinale) y cola de caballo (Equisetum ramosissimum) entre otras, son simplemente nombres comunes de plantas.

Aunque este breve va dedicado principalmente al uso de plantas dentro del arte farmacéutico de la brujería, no podía dejar pasar la ocasión sin hablar de los hongos y los sapos. Ambos grupos tienen en común una cosa fundamental: son ricos en sustancias psicoactivas. Algunas especies de ranas y los sapos del género Bufo, entre otros, producen alucinaciones. El caso de los hongos alucinógenos es bien conocidos por todos… y si tenéis un amigo porreta más.

Me gustaría destacar un hongo común en la brujería, conocido como cornezuelo del centeno (Claviceps purpurea). Se trata de un ascomiceto parásito del centeno con forma de pequeño cuerno marrón, que era usado por las brujas para facilitar el parto o abortar, según las cantidades y el momento.

Ahora que ya me quedo tranquilo nombrando, muy por encima, el resto de ingredientes usados por las brujas, nos centramos en lo bueno. Es hora de hablar de plantas y brujas. Esta relación es tan importante que muchas de las cosas que pensamos sobre las brujas, son posiblemente consecuencia directa del uso de estas. Es posible que ellas mismas dijeran que eran capaces de volar y otras muchas cosas como consecuencia de la ingesta de plantas alucinógenas. De hecho, se decía que las brujas antes de ir volando al aquelarre, se untaban un potingue que ellas mismas preparaban, que entre otras cosas llevaban flor de amapola (nada más y nada menos).

¨El vulgo cree, y las brujas confiesan, que en ciertos días y noches untan un palo y lo montan para llegar a un lugar determinado, o bien se untan ellas mismas bajo los brazos, y en otros lugares donde crece vello, y a veces llevan amuletos entre el cabello”.

Como esto ha de ser un breve (largo) y no un libro, voy a nombrar solo algunas de las plantas usadas en la brujería. Empecemos:

Mandrágora (Mandragora autumnalis):

2935c-mandragora04Se trata de una hermosa planta de la familia de la Solanáceas que, por cierto, se encuentra en floración en esta época, es decir, en la noche de brujas. Esta planta, sin contar su efectos alucinógenos, se ha ganado por sí sola el aura de planta mágica.

Es nitrófila, lo que la hace crecer en nichos nitrogenados, como zonas de acumulación de excrementos de ganado o restos animales. Se podría decir que sus llamativas flores nacen de lo pútrido.

Sus raíces bifurcadas tienen una forma que recuerda a la de un pequeño humano, de hecho la leyenda dice que al arrancarla del suelo la planta grita provocando la muerte de aquel que la arranca. Ese grito no es más que el sonido de la raíz al romperse, similar al que podemos oír al romper una patata y por supuesto no mata a nadie.

Se dice que las brujas para evitar morir, excavaban alrededor de la raíz, que ataban con una cuerda a un perro. Se alejaban del lugar y llamaban al perro. El pobre arrancaba la raíz y moría. La verdad, es un ritual ficticio de lo más cruel.

Los componentes a destacar en esta especie son la atropina y la escopolamina (alcaloides). Tradicionalmente ha sido usada para: matar, inducir el coma, anestésico en las amputaciones y otros procesos, taquicardia, dilatación de pupilas, purgante, vomitivo, somnífero, hipnótico, afrodisíaco y delirante. Las brujas la usaban en cremas, que se frotaban con los genitales en los aquelarres, haciéndolas sentir que volaban y copulaban con Satanás… toma ya.

Belladona (Atropa belladonna):

Atropa_belladonna_-_Köhler–s_Medizinal-Pflanzen-018Nos encontramos de nuevo ante una Solanácea, en este caso un arbusto de flores moradas y hojas perennes. También tiene su aire místico, al no soportar el sol directo, pudiendo encontrarse en zonas sombrías y liberar sus flores un característico mal olor.

Se piensa que su nombre es originario de la antigua Roma, donde las damas usaban la infusión de sus hojas para blanquear el cutis y el zumo de los frutos para producir la dilatación de las pupilas (midriasis). Era, por así decirlo, el cosmético de moda.

Aunque hay cientos y cientos de leyendas distintas sobre esta planta, la más conocida cuenta que en el interior de ella vive un ente demoníaco que solo puede salir la noche de Walpurgis. Esta noche, no es más que otra noche de brujas que se celebra en la noche del 30 de abril al 1 de mayo. Se trata de una fiesta pagana germánica donde se adoran a los dioses de la fertilidad. Al comer la planta el espíritu de mata desde dentro… vamos que te mueres de sobredosis y flipándolo en colores, literalmente.

Sus componentes de interés son, de nuevo, atropina, escopolamina y hiosciamina. Tradicionalmente usadas para: narcótico, afrodisíaco, inducir coma, matar, provocar delirios y alucinaciones, analgésico, anestésico, antiespasmódico, antiasmático y un largo etcétera.

Para no alargarme mucho más os nombraré por encima otras plantas de brujas: cicuta, adormidera, beleño, cannabis, estramonio… y así podríamos pasarnos la noche de brujas.

Pronto os subiré un audio del programa de radio Ciencia y Más Allá, especial Halloween, donde fuimos invitados para hablar sobre este tema.

Feliz noche de brujas a todos. Espero que no ardáis en la hoguera.

ACTUALIZADO:

Aquí tenéis el audio del programa espacial Halloween:

https://mega.co.nz/#!pB42wIYa!nq52EGKMiKgDF9cB8rB0N0vrUZ3iz0PMfWLaGS0TtF8

 




La ballena azul o Balaenoptera musculus, con sus 23 metros de largo y sus 84 toneladas, es el animal más grande que jamás ha existido en nuestro planeta.

Casa de la CienciaCon motivo de la publicación del pdf del monográfico de Historia Natural en Sevilla, hemos programado una serie de visitas a algunos de los centro que en él aparecen. El primero que visitaremos será la Casa de la Ciencia de Sevilla, que además nos invita a asistir al Encuentro con jóvenes investigadores sevillanos que se celebra durante la Semana de la Ciencia.

El evento se realizará el viernes 7 de noviembre. Será gratuito y contará también con una proyección en el Planetario. Si estás interesado en venir, mándanos un correo a angelleon@drosophila.es. Hay 25 plazas ¡Te esperamos!

Horario:

– 09:45 h Nos vemos en la puerta de la Casa de la Ciencia.
– 10:00 h Proyección en el Planetario.
– 11:00 h Encuentro con Jóvenes Investigadores sevillanos.
– 12:30 h Visita libre al centro.

 

El día 3 de noviembre publicaremos el pdf del monográfico. Fiel a nuestra filosofía, os lo podréis descargar gratis. Y estad atentos a nuestra web donde publicaremos las visitas al Museo de Geología de la Universidad de Sevilla y al Acuario de Sevilla.

 




La ballena azul o Balaenoptera musculus, con sus 23 metros de largo y sus 84 toneladas, es el animal más grande que jamás ha existido en nuestro planeta.

El ecosistema no es más que el conjunto de los seres vivos que habitan en un lugar junto con todos los factores ambientales, territoriales y recursos que les rodean. Sin embargo para que el ecosistema se mantenga debe existir un equilibrio perfecto entre todas las partes.

La cadena trófica en la que los vegetales, consumidores primarios, secundarios o terciarios se alimentan unos de otros va a ser un mecanismo regulador directo de los individuos que viven en un ecosistema. Si cualquier eslabón de la cadena se mueve de su estado de equilibrio, toda la cadena trófica se verá afectada, perdiéndose el equilibrio inicial del ecosistema. Además, va a ser a través de ellas por donde van a moverse los elementos como el carbono o nitrógeno en sus ciclos en la naturaleza, adquiriendo así un gran peso en la importancia del movimiento de la materia orgánica.

Es por esta aparente fragilidad de los ecosistemas que cualquier acción, humana o no, puede alterar su estado natural. Sin embargo hay que tener en cuenta que la naturaleza tiende a llegar a un equilibrio de nuevo, ya sea restableciendo los parámetros iniciales, o llevando al ecosistema a una nueva morfología y dinámica, que permita de nuevo un equilibrio.

En esto se basa la sucesión ecológica, en la que unas especies van sustituyendo a otras en un ecosistema. No aparecerá un ecosistema nuevo de un día a otro, sino que tras la llegada consecutiva de distintas especies, se irá conformando el equilibrio que estará siempre en continuo movimiento. Existe cierta flexibilidad a los cambios, acomodándose a los cambios.

De esta forma la fragilidad de los ecosistemas no es tal y como acostumbramos a imaginarla, no son sistemas estáticos, todo lo contrario, son muy dinámicos y la propia naturaleza es capaz de restaurarlos y regularse a sí misma. Es cieto que la vulnerabilidad de algunos ecosistemas es muy elevada, y se hace necesaria su protección, pero la sucesion ecológica es una muestra del continuo cambio que soportan

ecosistema




La ballena azul o Balaenoptera musculus, con sus 23 metros de largo y sus 84 toneladas, es el animal más grande que jamás ha existido en nuestro planeta.

Caricatura de Lewis Carroll acompañado de algunos de los personajes de la novela "Alicia en el país de las maravillas".

Caricatura de Lewis Carroll acompañado de algunos de los personajes de la novela “Alicia en el país de las maravillas”.

Todo el mundo sabe que la metamorfosis más ilustre de la historia de la literatura universal es la escrita por el checo de origen judío Franz Kafka, la cual vió la luz allá por 1915. En ella, Gregor Samsa parece convertirse en una cucaracha (digo parece porque si leen con atención el manuscrito, no queda claro en ningún momento que así sea, pero siempre se ha dado por sentado que era así). Mediante esta acertada metáfora, Kafka nos dosifica constantes referencias y críticas a la sociedad autoritaria y burocrática de su época, en la que el individuo queda relegado a la nada, siendo aplastado literalmente por una maquinaria institucional apabullante que no comprende y la cual tampoco muestra interés por comprenderle. Efectivamente, la metamorfosis más reconocida es la relatada por Kafka en su novela, pero no es la única metamorfosis literaria. ¿Recuerdan la metamorfosis de Ovidio, donde narraba la creación del mundo y aquellas historias de héroes grecolatinos?¿Y aquel libro escrito por el matemático británico Charles Lutwidge Dodgson? ¿No? Quizás si les digo el pseudónimo se les venga a la cabeza de inmediato una novela: Lewis Carroll.

Exacto, Lewis Carroll. ¿No reconocen la novela? ¿Creen que no tiene nada que ver “Alicia en el país de las maravillas” con la metamorfosis? ¿Seguro? Si atendemos al significado de la palabra metamorfosis, ésta proviene del griego meta- (que significa alteración) y -morphos (forma). Como ven, el caso de Kafka es una metamorfosis en toda regla, pero no siempre la metamorfosis ocurre necesariamente entre dos especies diferentes, como en el caso del escritor de Bohemia. El gusano de la seda y su correspondiente mariposa no son especies distintas, a pesar de que para pasar del primer estadío al segundo sea necesario un cambio de forma. Definida pues la palabra metamorfosis, espero que entiendan qué pinta Alicia C. Blanco en todo esto. Así, en la obra de Carroll, Alicia era capaz de cambiar de tamaño, es decir, metamorfosearse. Si recuerdan, al caer por la madriguera tras intentar perseguir al conejo blanco (C. Blanco, tal y como aparecía en su casa. De ahí el juego de palabras del título), la niña se topa con un frasco que en su etiqueta pone claramente “BÉBEME”. Al hacerlo, la niña encoge su talla hasta llegar a medir 25 centímetros de altura. Para recuperar su estatura, debería comer acto seguido de un pastel que mostraba un letrero que rezaba “CÓMEME”.

En 1952, lo que parecía tan sólo ficción, acabó convirtiéndose en realidad. Lippman describe ese mismo año a 7 pacientes afectados por migraña clásica que decían presentar distorsiones raras de su imagen corporal, lo que a menudo les obligaba a mirarse en el espejo para comprobar la misma. Según rezan algunas de las anotaciones realizadas por Lippman sobre este extraño suceso clínico, algunos de los pacientes sentían la sensación de que “su oreja izquierda se hinchaba 15 centímetros”, o por contra, la de “que todos pasearan rápido, moviéndose demasiado deprisa”. Tres años más tarde, Todd describe los mismos trastornos en otros pacientes, considerándolos un grupo singular de síntomas íntimamente ligados a enfermedades como la migraña y/o la epilepsia, aunque no confinados únicamente a éstos. ¿Comprenden ahora cuál es la relación entre el cuento de Lewis Carroll y esta enfermedad? ¿No? Todd bautizó a la enfermedad descrita por Lippman y sobre la que él realizó nuevas averiguaciones a la postre con el nombre de “Síndrome de Alicia en el país de las maravillas”.

Imagen de Alicia en pleno proceso macrópsico mientras se encuentra en la casa del señor C. Blanco. Ilustración de John Tenier.

Imagen de Alicia en pleno proceso macrópsico mientras se encuentra en la casa del señor C. Blanco. Ilustración de John Tenier.

Los individuos afectados por este síndrome se caracterizan por presentar trastornos complejos de la percepción visual, que incluye además de las alteraciones en la forma (metamorfosis) a otras como: alteraciones en la percepción del tamaño (micropsia y/o macropsia), de la situación espacial de los objetos (teleopsia, efecto zoom, etc…), en el transcurso del tiempo, etc… Cabe destacar que a pesar de lo “lisérgica” que pueda parecer a simple vista la experiencia para el paciente, no lo es, ya que en todo momento éstos son conscientes de la naturaleza ilusoria de sus percepciones. Tal es así, que en muchos casos, las descripciones dadas por los afectados a los servicios médicos son archivadas dentro de episodios psicóticos en el mejor de los casos, cuando no se consideran provocadas por el consumo de drogas como el LSD o la marihuana.

Imagen del virus de Eptein-Barr, desencadenante de la mononucleosis.

Imagen del virus de Eptein-Barr, desencadenante de la mononucleosis y que puede dar lugar a episidios o brotes del síndrome de “Alicia en el país de las maravillas” que remiten cuando cesa el proceso vírico.

Como ya se ha mencionado brevemente, el síndrome de Alicia en el país de las maravillas es un trastorno relacionado con las migrañas, aunque no es exclusivo de ellas, puesto que se ha descrito en casos de pacientes contagiados por el virus de Epstein-Barr principalmente (mononucleosis infecciosa, vulgarmente conocida como “enfermedad del beso”) y otros pacientes infectados por virus como el Coxsackie B o la varicela, fenómenos que han remitido tras el cese de la enfermedad que los originó. Pero el síndrome de Alicia no sólo lo desencadenan procesos víricos, a pesar de ser el desencadenante más común tras el inicio de un período migrañoso. Así, Evans reportó en la década de los 90’s varios casos de pacientes migrañosos, de los cuales tres, además, parecían mostrar síntomas que encajaban con las descripciones realizadas para el literario síndrome y acabó deduciendo que existía una clara asociación dosisdependiente con el uso de topiramato, un conocido fármaco antiepiléptico, aunque actualmente se utiliza en otros tratamientos frente la obesidad o el tabaquismo.

Pero como todo en el mundo de la ciencia, no basta con conocer qué la provoca. Los científicos somos como “vampiros” sedientos de conocimiento y siempre queremos más. La siguiente pregunta a responder es pues ¿en qué zona cerebral se localiza o desencadena tan extraordinario comportamiento?

Esquema del cráneo humano donde aparecen representadas las diferentes zonas del mismo.

Esquema del cráneo humano donde aparecen representadas las diferentes zonas del mismo.

La mayoría de los investigadores piensan, basándose en estudios de estimulación cerebral directa, que estas particulares distorsiones surgen en una zona del cerebro conocida como lóbulo parietal posterior, más especialmente en el hemisferio no dominante. Esta idea se dedujo del estudio de diversas lesiones cerebrales en individuos que manifestaban la sintomatología propia del síndrome de Alicia, en el que todos ellos mostraban severamente afectada la zona temporooccipital y/o la parietooccitotemporal. Esta tesis acabó reforzándose gracias a los estudios realizados por Bollea, en el que mediante estimulación eléctrica del córtex parietal posterior consiguió inducir a diferentes sujetos experimentales la distorsión aparente de su imagen corporal.

Me despido por hoy hasta la próxima entrega de “Síndromes sin piedad”. Ya casi es la hora del almuerzo y empiezo a tener un hambre atroz. Voy a ver si doy caza al puñetero conejo que ha estado importunando mi escritura durante todo este tiempo. ¿Os apetece un poco de arroz con una tajadita de conejo blanco?




La ballena azul o Balaenoptera musculus, con sus 23 metros de largo y sus 84 toneladas, es el animal más grande que jamás ha existido en nuestro planeta.

En esta ocasión viajaremos al extremo sur del continente africano hacia la República de Sudáfrica para descubrir un país que ha usado en multitud de series de monedas y billetes a gran parte de su flora y fauna nacional. Nos centraremos en algunos ejemplos más significativos.

La actual divisa nacional, el Rand, se adoptó en 1961 al independizarse el estado de Gran Bretaña sustituyendo a la libra. El nombre de la moneda proviene de una palabra en afrikaans “Witwatersrand” que significa Cerros de Aguas Blancas, una serie de elevaciones con yacimientos de oro cerca de Johannesburgo, la ciudad más poblada, pero no la capital administrativa.

El Rand no es solo la moneda de curso legal en Sudáfrica. También se usa legalmente en Namibia, Lesotho y Suazilandia. Debido a la crisis y devaluación monetaria de Zimbabwe también se usa en este país pero no es oficial.

Las monedas mostradas en esta ocasión van desde el valor de ½ céntimo hasta la moneda de un rand editadas entre 1970 y 1990 en diferentes series emitidas por South African Reserve Bank.

En las monedas de ½ y un céntimo encontramos una pareja de gorriones sudafricanos (Passer melanurus). Se trata de unas monedas emitidas entre 1970 y 1989. El gorrión sudafricano es un ave passeriforme que habita sabanas, campos de cultivos y centros urbanos de Angola, Sudáfrica y Lesotho. Se trata de una especie abundante  y aunque su número poblacional está disminuyendo, la Lista Roja de la UICN lo considera como Preocupación Menor.

Medio céntimo rand

Medio céntimo

El ñu negro (Connochaetes gnou) también llamado ñu de cola blanca es un mamífero de la familia bóvida endémico del sur de África. Habita en reservas de Namibia, Sudáfrica, Lesotho y Suazilandia. Antiguamente a comienzos del siglo XX, esta especie era muy abundante pero la cacería y las enfermedades lo llevaron al borde de la extinción. Se pudo recuperar la especie a partir de la década de los setentas a partir de ñus de granjas y otras áreas protegidas. Lo encontramos en este caso en una moneda de dos céntimos de 1990.  Actualmente su estado según la Lista Roja de la UICN es LC.

2 céntimos rand

La moneda de cinco céntimos emitida en 1972 la ocupa una grulla del paraíso o grulla de Stanley (Anthropoides paradisea). Esta grulla de color gris azulado es el ave nacional de Sudáfrica. Históricamente se ha encontrado en zonas de baja perturbación humana, pero su hábitat en las dos últimas décadas se ha degradado y la especie enfrenta grandes amenazas. Ha desaparecido de la zona oriental del Cabo, Lesotho y Suazilandia, y ha quedado diezmada en el resto del país y Namibia. Solo en la región occidental del Cabo la población ha aumentado en número. Las plumas de este ave se usaban como condecoración de hombres vencedores en batallas o pacificadores en épocas de inestabilidad. Según la Lista Roja de la UICN es Vulnerable.

5 céntimos rand

En la siguiente moneda tenemos el primer ejemplar botánico representado de la serie. Se trata de una planta suculenta del género Aloe. Dentro de este género encontramos varias especies nativas de Sudáfrica como Aloe arborescens,A. maculata, A. ferox, A. aristata, A. dichotoma, A. hereroensis y A. striatula. A pesar de todo, parece ser que la moneda representa un ejemplar de Aloe vera planta originaria de Arabia pero con gran importancia en la industria cosmética y medicinal. Esta moneda de diez céntimos fue emitida en 1971.

10 céntimos rand

En la moneda de veinte céntimos emitida a partir de 1971 se encuentra la flor nacional de Sudáfrica, la Protea Rey (Protea cynaroides). Se trata de un arbusto con tallo grueso y hojas verdes oscuras y brillantes y pueden llegar a alcanzar la altura de dos metros. Se encuentra distribuida ampliamente en el sur del país y se encuentra en la categoría LC de la lista Roja de la UICN.

20 céntimos rand

El lirio de agua o Cala (Zantedeschia aethiopica)  ocupa esta moneda de 50 céntimos emitida en 1975. Se trata de una planta  perenne de origen sudafricano muy tóxica tanto para humanos como para el resto de animales. Suele vivir en zonas húmedas, sombreadas con abundante agua y se ha logrado naturalizar en Europa y América. Suele ser cultivada por motivos ornamentales.

50 céntimos rand

Finalmente cerramos este artículo con la moneda de 1 Rand que nos trae la imagen de una Gacela saltarina o springbok (Antidorcas marsupialis). Es una gacela que habita en las sabanas de Namibia, Angola, Sudáfrica y Botsuana. Es el mamífero nacional de la república sudafricana y también del equipo de rugby. El nombre de saltarina viene de que aún teniendo medio metro de altura puede llegar a saltar hasta los tres/cuatro metros en vertical. Según la Lista Roja de la UICN su categoría es LC. El valor actual de un rand con respecto a nuestra divisa es de siete céntimos de euro.

1 Rand




La ballena azul o Balaenoptera musculus, con sus 23 metros de largo y sus 84 toneladas, es el animal más grande que jamás ha existido en nuestro planeta.

Esta semana damos el salto a la informática y a la fisiología vegetal a través de una WebCam, que sería capaz de retransmitir  el metabolismo ácido de las crasuláceas a través de su separación temporal en dos etapas. Resumiendo mucho, el proceso sería as con una primera etapa donde se fija el dióxido de carbono con los estomas abiertos coincidiendo con la noche, este  CO2 interacciona con la enzima PEP carboxilasa para crear fosfoenopiruvato que se transforma en oxalacetato, perdiendo un fosfato. El oxalacetato es reducido a malato y finalmente se almacena como ácido málico en las vacuolas. En la segunda etapa se cierran los estomas para evitar la pérdida agua con la salida del sol. El málico sale de la vacuola y se descarboxila liberando por un lado dióxido de carbono, que  se incorpora al ciclo de Calvin, y por otro lado piruvato que se almacena como almidon en el cloroplasto.

Pero bueno para ampliar más sobre el tema del metabolismo CAM podéis ver esta entrada en Drosophila de hace unos años, la wikipedia o un video resumen subtitulado en español.
Metabolismo CAM

En su momento quise hacer esta viñeta como una escultura a partir de una web cam de verdad, pero me encontré que sin darme cuenta, poco a poco habían ido desapareciendo las cámaras, para ser directamente incorporadas al marco de pantalla de los portátiles.




La ballena azul o Balaenoptera musculus, con sus 23 metros de largo y sus 84 toneladas, es el animal más grande que jamás ha existido en nuestro planeta.

Nuestros compañeros de Bioscripts han lanzado esta semana un directorio de colecciones científicas de historia natural en España a través de la plataforma web The Virtual Museum of Life. Se han registrado 652 colecciones con un importante valor científico, histórico y educacional repartidas en dieciséis tipos de centro como universidades, colegios, institutos, museos, jardines botánicos o centros de investigación del CSIC.

Mapa de colecciones científicas

El mayor registro de colecciones procede de los museos, seguido de universidades y jardines botánicos. A nivel de autonomías, Andalucía es la comunidad con mayor número de colecciones con un total de 167 registros, seguida por Cataluña con 62 y Madrid con 59. Dentro de Andalucía destacan las provincias de Córdoba y Granada con 30 colecciones cada una.

tvmol2

Los objetivos de este proyecto son reunir en un mapa todas las colecciones de historia natural del territorio nacional usando una serie de iconos interactivos que representa las diferentes instituciones de forma visual y sencilla, y por otro lado permitir su fácil actualización y crecimiento permitiendo a los administradores de las colecciones enviar datos o completar los datos ya registrados en sus correspondientes fichas.

Esta plataforma es una nueva apuesta de Bioscripts, Centro de Investigación y Desarrollo de Recursos Científicos por la puesta en valor y divulgación del patrimonio científico e histórico del país, así como darle una mayor visibilidad a las mismas a través de las plataformas digitales.

 




La ballena azul o Balaenoptera musculus, con sus 23 metros de largo y sus 84 toneladas, es el animal más grande que jamás ha existido en nuestro planeta.