Portada monográfico Biotecnología MarinaNadie duda que la biotecnología está de moda y que es una de las ramas de la biología más prometedoras. Por eso, cuando el profesor Jose Guerra nos propuso hacer un monográfico sobre ello, no lo dudamos y aceptamos la oferta. Siguiendo el espíritu de la entrega Zoología Marinala redacción de los artículos quedó a cargo de los alumnos de la asignatura Biotecnología Marina impartida en la Universidad de Sevilla dentro del Grado de Bioquímica. Desde el equipo de redacción queremos darle las gracias por animarse a colaborar con nosotros.

En esta ocasión la versión en papel se pudo conseguir en la I Jornadas Andaluzas de Biotecnología Marina celebrada en la Universidad de Sevilla, el pasado 12 y 13 de Diciembre. Pero no os preocupéis, que los Reyes Magos nos han dejado la versión en pdf totalmente gratuita para nuestros lectores.

Puedes leerlo online en issuu o pulsando aquí.



Esta semana vamos a continuar el viaje filatélico iniciado la semana pasada en el Emirato de Ajmán hacia el noreste, más concretamente, el Emirato de Umm al-Qaywayn. Uno de los principales atractivos de Umm al-Qaywayn es la biodiversidad marina de sus costas, donde se pueden encontrar tiburones de punta negra así como tortugas verdes. Entre la zona continental del emirato y la isla de Al-Sinniyah existe un gran banco de arena que suele ser usado por todo tipo de aves marinas como el Cormorán de Socotora, que es encuentra en estado vulnerable según la lista roja de la IUCN.

Emirato de Ummal-Qaywayn

Mapa de los Emiratos Árabes Unidos, en rojo el Emirato de Umm al-Qaywayn

Para esta ocasión, trataremos parte de una serie de sellos de fauna marina editados desde 1971, y como se comentó en el artículo anterior se hicieron demasiados sellos para lo que realmente se necesitaban. Gran parte de esos sellos podéis consultarlos en este enlace.

 

Sellos de Voluta y Anémona

Sellos de la Voluta de Elliot y la Anémona tubo del Mediterráneo

En primer lugar, tenemos una Voluta de Elliot (Amoria ellioti) (1), se trata de un molusco gasterópodo marinoque habita en las aguas costeras de Australia, con mayor presencia en las aguas intermareales y submareales del norte de la Australia Occidental así como en la Gran Barrera de Coral de Queensland. El otro sello (2) hace referencia a la Amémona Tubo mediterránea (Cerianthus membranaceus), se trata de un cnidario  que desarrolla su vida como pólipo. Posee dos coronas de tentáculos que rodean el orificio superior que hace de boca y orificio excretor, también tiene nematocistos urticantes para defenderse, y a veces pueden presentar fluorescencia. Vive en aguas ricas en plancton del Mediterráneo, Cantábrico, Mar Rojo la zona Indopacífica.

 

Phymanthus pulcher y una anémona azul

Phymanthus pulcher y una anémona azul

Ahora nos encontramos con una curiosidad taxonómica, dado que el sello número 3 llevaba el nombre de Ragactis pulchra, pero en la actualidad se llama Phymanthus pulcher, se trata de un cnidario del Mar Mediterráneo, posee un disco basal poco desarrollado con un tronco que se ensancha en la parte superior donde pueden apreciarse unos tentáculos con verrugas. Finalmente encontramos una “Anémona azul”, descripción que de poco me ha podido ayudar para su identificación… no me atrevo a aventurar cual podría ser su especie aunque sí cual podría ser su género taxonómico (si me equivoco, me podéis corregir con un comentario o un correo). Podría tratarse de una anémona del género Heteractis, que es posible encontrar en arrecifes, rocas o arenas de aguas tropicales indopacíficas, de la costa oriental africana a Hawai e incluso en las aguas del mar del Caribe. Suelen ser anémonas que hospedan a diversas especies de peces  las cuales les mantienen limpios sus tentáculos y discos orales a cambio de protección frente a otros depredadores.

 




Imagen 1

Penghu 1

Un pescador que se encontraba en el Canal de Penghu, encontró entre sus capturas una pieza de mandíbula inferior que parecía humana. Ésta llegó al Museo Nacional de Ciencias Naturales de Taiwan, en el que los investigadores descubrieron la importancia del casual hallazgo.

No se trataba de una mandíbula de humano cualquiera, sino que por sus características era difícil de clasificar: es robusta, corta y con grandes molares y premolares, que puede que pertenezca a un género Homo aun desconocido, tal y como publican los investigadores en Nature communications.

El hueso ha recibido el nombre de Penghu 1, y las pruebas indican perteneció a alguien que vivió entre los últimos 190.000 y 10.000 años, según indican los resultados de los análisis de trazas de la mandíbula. Sin embargo, la mandíbula y sus dientes se ven inesperadamente primitiva para esa época, en la que los seres humanos en general evolucionaron con mandíbulas y dientes más pequeños. Penghu 1 sin embargo, es más grande y robusto que el de más antigüedad de los fósiles encontrados de Homo erectus en China.

Este nuevo hallazgo es de vital importancia, ya que sugiere que había varios grupos diferentes de homínidos arcaicos en la región antes de la llegada de los humanos modernos hace 40.000 años.

Diferentes teorías postulaban ya la existencia de varios linajes de humanos arcaicos, por lo que no se trataría de una evolución lineal sino mucho más compleja. Con este hallazgo se da un paso más para aclarar y resolver las relaciones entre los fósiles de la región y de la evolución del género Homo. Sin embargo, para poder sacar unas conclusiones claras sería necesario contar con más piezas del esqueleto, que permitan descartar otras posibilidades.




Popillia japonica es un escarabajo de apenas 15 milímetros que se ha convertido en un gran problema en EEUU.

Popillia japonica es un escarabajo de apenas 15 milímetros que se ha convertido en un gran problema en EEUU.

La historia que hoy os traigo es larga. Y es que nuestro protagonista lleva más de un siglo siendo un problema. El objetivo de este artículo es que se comprenda que la introducción de una especie invasora puede ser un verdadero callejón sin salida. Para luchar contra ella nos podemos ver abocados (o equivocarnos de manera estrepitosa) a tomar decisiones que no son 100 % óptimas.

El escarabajo japonés (Popillia japonica) es un insecto de apenas 15 milímetros que supone un verdadero quebradero de cabeza para EEUU. La historia de este coleóptero comienza en Japón, de dónde es nativo. Allí vive sin molestar mucho. Sus larvas pasan dos años en el suelo alimentándose de raíces. Cuando es adulto gusta de comer hojas, pero sólo la parte que está entre los nervios. Puede ser el terror de algunas plantas, pero debido al clima y a los depredadores su población está controlada y no da tanto miedo.

En el año 1916 se descubrieron los primeros ejemplares de la especie en Nueva Jersey. Al principio fue algo anecdótico, pero lo cierto es que la especie ya se había lanzado a la invasión del continente. Los primeros escarabajos debieron llegar al país antes de 1912, fecha en la que se restringe la entrada de productos al país. Se cree que su salvoconducto fueron unos bulbos de iris japoneses.

El nuevo ecosistema al que había llegado el escarabajo japonés era un paraíso. En Japón no todo el suelo reúne las condiciones que necesita la especie. Sin embargo, en EEUU la cosa cambiaba: grandes extensiones de pasto para que sus larvas coman raíces de gramíneas y muchos tipos de “plantas con hojas” para que los adultos. Tampoco había rastro de sus depredadores naturales y los que allí habitaban aún no le echaban cuenta. Por ello durante los primeros años las poblaciones se dispararon convirtiéndose en plaga. Tanto es así que en este país el ciclo de vida dura sólo un año en lugar de dos.

Ejemplares adultos de Popillia japonica alimentándose de las hojas de una planta.

Ejemplares adultos de Popillia japonica alimentándose de las hojas de una planta.

Desde su introducción en América del Norte, el escarabajo japonés ha llegado a EEUU y Canadá. Siendo en el primer país donde crea más estragos y haciendo aparición en trece estados. Tras el boom que supuso su entrada se produjo una ralentización de su avance debido a las acciones destinadas a controlarlo y que en algunas zonas las condiciones climáticas no le son favorables. Sin embargo, idénticos climas podemos encontrar en Europa, Asia, América del Sur, Australia, etc. Esta especie supone tal problema que es motivo de cuarentena si se encuentra en un vivero, almacén o transporte aéreo. Pero de momento sólo ha conseguido llegar a la Isla Terceira (Azores) tras escaparse de una base aérea de EEUU a principios de 1970.

Pero ¿cuánto de dañina es esta especie? La gravedad de Popillia japonica radica en que se trata de un animal polífago, es decir que es capaz de comer muchos tipos de plantas. Y no 20 o 50 verduras, sino más de 300 especies vegetales. Entre ellas podemos mencionar la vid, árboles frutales, abedules, tilos, soja, maíz y césped. Alrededor de unas 100 especies con interés comercial se verían afectadas. En estado adulto, es considerado como una de las especies más polífogas que se conocen. En 2002 se calculaba que el control de la especie y reparación de daños suponían unos gastos de 450 millones de dólares anualmente.

Larvas de Popillia japonica en diferentes estados de crecimiento.

Larvas de Popillia japonica en diferentes estados de crecimiento.

La lucha contra esta especie invasora dura ya más de un siglo. En el año 1917 se creó en la Oficina de Entomología de EEUU (ya cerrada) el Laboratorio del Escarabajo Japonés con un claro objetivo: estudiar su biología en su nuevo entorno y encontrar métodos de control o erradicación. Desde entonces, muchos han intentado acabar con él con los más diversos métodos. Pero ninguno ha resultado efectivo al 100%. Aquí vamos a repasar algunos de los más importantes.

Durante los años 1920 y 1933 se importaron cerca de 50 especies de insectos consideradas enemigos naturales de Popillia japonica. La táctica fue sencilla y un tanto cuestionable desde nuestro prisma actual. Simplemente los depredadores fueron soltados allí dónde el escarabajo hacía de las suyas con la esperanza de que se adaptaran al nuevo ecosistema. De entre ellas, las más prometedoras eran 16 especies de avispas parásitas y 8 de moscas. Al cabo del tiempo sólo quedaron tres y finalmente las únicas que se asentaron fueron Tiphia vernalis (avispa) y Istocheta aldrichi (mosca).

La avispa parásita de Corea y de China o Tiphia vernalis ataca al escarabajo japonés cuando se encuentra en el estado de larva bajo tierra. La hembra de la avispa rebusca en la tierra hasta encontrar una larva, le inyecta un veneno paralizante y pone en ella un huevo. Tras 25 años de programas de introducción, este himenóp

Algunas especies de avispas parásitas, como las del género Tiphia, han sido usadas como control biológico de plagas.

Algunas especies de avispas parásitas, como las del género Tiphia, han sido usadas como control biológico de plagas.

tero se acabó estableciendo en el este de EEUU hasta el punto de ser común en las zonas donde está su presa.

Sin embargo Istocheta aldrichi, que ataca a los adultos recién nacidos, no se ha adaptado tan bien a los ambientes cálidos aunque lleva más de 60 años tras la pista de su presa. Pero debido a que Popillia japonica ha acortado su ciclo en EEUU no está del todo sincronizado con él.

Otro método de control biológico es la enfermedad conocida como milky spore producida por la bacteria Paenibacillus popilliae. Este microorganismo se introducen en las larvas cuando éstas comen algo de tierra infectada con esporas. Dentro de ella pasa a su sangre donde se multiplica hasta que se torna de un color blanco leche. La bacteria fue descubierta en 1993 en Nueva Jersey y 1939 se puso un marcha un programa de control de Popillia japonica basado en ella que duró hasta 1953. El método consistía en moler larvas infectadas, secarlas y esparcirlas por el campo. La bacteria también ataca a otras 40 especies de escarabajos lo que hace pensar en los efectos de este plan en las poblaciones autóctonas. De todas formas, se la considera una de los mejores formas de control a pesar de su difícil cultivo y posible pérdida de virulencia en el campo.

La guerra no fue sólo biológica. También se usaron insecticidas contra el escarabajo japonés. Aunque al principio se trató de cañonazos que se llevaban por delante a todo tipo de fauna y afectaron a la salud de las personas. Este fue el caso del aldrín que fue usado porque esa barato, pero que afectó mortalmente a aves, gatos, ardillas, conejos, peces, etc. Rachel Carson en su libro Primavera silenciosa recoge el testimonio de Ann Boyes, secretaria de la Sociedad Audubon de Detroit:

La primera indicación de que la gente estaba preocupada con la rociadura fue una llamada que yo recibí el domingo por la mañana de una mujer que informaba de que al volver a su casa desde la iglesia había visto una cantidad alarmante de pájaros muertos y moribundos. El insecticida se había pulverizado allí el martes. Añadía que no había ningún pájaro volando por aquel sitio; que ella había encontrado por lo menos una docena [muertos] en el patio trasero de su casa y que sus vecinos acababan de hallar ardillas muertas.

Entre los nematodos podemos encontrar especies que atacan a las larvas de Popillia japonica. Crédito: Byron Adams/BYU.

Entre los nematodos podemos encontrar especies que atacan a las larvas de Popillia japonica.
Crédito: Byron Adams/BYU.

Durante 1970 y 1980 los insecticidas fueron la mejor baza, ya que controlaban todos los estadíos del insecto. Sin embargo, como hemos visto, nos encontramos con una medida que afecta mortalmente a gran parte de la fauna. En la década de 1990 el abanico de insecticidas se fue reduciendo (por restricción o prohibición) ya que primó la protección medioambiental.

El caso es que tras estas acciones, cuestionables desde muchos puntos, la especie empezó a ser una plaga menor. Pero seguía suponiendo un problema económico. En este punto se añadieron al arsenal varias especies de nematodos como Heterorhabditis sp, Steinernema glaseri o Neoaplectana carpocapsae que son efectivas contra las larvas y se venden en preparados comerciales para el tratamiento del césped y jardinería. Aunque volvemos a encontrarnos con un alto costo de producción y determinados requisitos de cría. Eso sí, podría funcionar en sinergia con la enfermedad milky spore.

Las investigaciones actuales sobre Popillia japonica se centran en conocer su biología reproductiva. Crédito: Kathy Keatley Garvey, UC Davis Department of Entomology

Las investigaciones actuales sobre Popillia japonica se centran en conocer su biología reproductiva. Crédito: Kathy Keatley Garvey, UC Davis Department of Entomology

Mientras se siguen buscando otros candidatos para la lucha biológica (bacterias, protozoos, virus, hongos, insectos y nematodos) también se está desarrollando una guerra química más refinada. El principal foco de atención está puesto en las feromonas. Cuando una hembra virgen sale del suelo emite una gran cantidad de feromonas. Esto atrae a una gran cantidad de machos y tras aparearse, la hembra no lo volverá a hacer. Las investigaciones se centran en conocer la biología de su reproducción y las moléculas que están implicadas en el cortejo. Después de ello, se pueden encontrar antagonistas o bloqueadores para impedir su comunicación o atrayentes para atraparlos en trampas.

Otra opción sería estudiar aquellas plantas que presenta alguna resistencia al escarabajo. Estas investigaciones nos podría ayudar a seleccionar nuevas variedades de plantas. Encontrar nuevas toxinas (por ejemplo de bacterias) o alcaloides (de otras plantas) podría también servir para desarrollar plantas transgénicas resistentes.

Sin embargo, a pesar de todas estas medidas podemos decir que la especie, definitivamente, llegó para quedarse. Llegados a este punto nos vemos obligados a buscar la manera de controlar su población en vez de erradicarla. Por ello siempre lo más importante respecto a las especies invasoras es prevenir que sean introducidas.

Para saber más:

Primavera silenciosa. Rachel Carson

– Biology and management of the Japanese beetle.

 

 




Dibujo de Upupa epops.

Dibujo de Upupa epops.

Upupa epops, abubilla, gurgete, cucuta, apupu, palput, bubela, parputa, puput o gallico de San Martín son algunos de los nombres de una de las aves que encuentro mis viejas anotaciones en el cuaderno de campo. A fecha del 6 de octubre de 2014 me sobrevoló una de la aves más comunes y al mismo tiempo llamativas de nuestra fauna. Pertenece al mismo orden que los martines pescadores, es decir, al orden Coraciiformes. Se trata de un ave solitaria, territorial y diurna.

Podemos encontrarlas en Eurasia y África, menos en Madagascar. Se trata de un ave migratoria, aunque en Andalucía podemos encontrarla durante todo el año, incluso con el invierno tan frío que llevamos. En general, el resto de ejemplares europeos migra hacia África. Común en las zonas secas con bosques claros o cultivos de arboleda.

El plumaje principal, que cubre todo a excepción de las alas y la cola es de color pardo claro a rojizo, siendo bastante variable dentro de esta franja. Las alas y cola son blancas y sobre ellas se cruzan líneas de color negro. Presenta una cresta (copete) de plumas en la cabeza que puede mover a voluntad, siendo este uno de los caracteres que mejor identifican a la especie desde mi punto de vista. Mide unos 25-29 centímetros de largo con unos 44-48 centímetros de envergadura. Vuelo irregular y rápido… suele pasar cerca del observador como una auténtica flecha emplumada.

Foto wikipedia de Upupa epops.

Foto wikipedia de Upupa epops.

Su canto suena como “up-up-up”, hecho que da nombre a la especie.

Para alimentarse caza activamente o introduce su largo pico dentro la tierra o en excrementos en busca de larvas e insectos, prefiriendo a ejemplares de grillo, escarabajo y principalmente la procesionaria del pino.

Suele usar gran variedad de huecos para anidar, tendiendo a acumular gran cantidad de heces en ellos. Esta extraña costumbre, compartida por otras especies cercanas, hace que huelan bastante mal… no penséis que simplemente es una fea costumbre, se trata de un mecanismo de protección que repele a sus potenciales predadores. A este mal olor se le puede sumar el de una secreción glandular de desagradable olor que pueden liberar al ser asustadas y que también usan para impregnar su plumaje. Peste más peste, pestazo.

Durante la incubación la hembra es la encargada de proporcionar calor a los huevos, siendo alimentada durante todo el proceso por el macho. Los huevos son blancos y presentan pequeños hoyos para retener la secreción de la hembra, cosa que hace que se vayan volviendo de color marrón a lo largo de la incubación. Los jóvenes permanecen en el nido 28 días.

En el camino una pequeña flecha emplumada se posó en los árboles cercanos. Me miró y enseñó su corona emplumada con su bata blanca y negra. Estaba claro lo que me quería decir, él era rey de algo o de alguien.




Imagen del virus ébola tipo Zaire, causante del brote de ébola del año 2014.

Imagen del virus ébola tipo Zaire, causante del brote de ébola del año 2014.

En nuestra anterior entrega ya advertimos que el virus del ébola no puede transmitirse por vía aérea. Este va a ser el “checkpoint” desde el que vamos a retomar nuestra historia divulgativa para acabar finalmente este serial sobre el ébola. Sois muchos los que me habéis preguntado qué posibilidad tiene el virus de mutar y entonces sea capaz de transmitirse por el aire o incluso lo haga más virulento.

El virus ébola tiene su genoma en forma de molécula de ARN monocatenario. Es conocido entre los biólogos (y ahora también entre los no instruídos en esta materia, que para eso está Drosophila, para divulgar el conocimiento a todo aquel que sienta curiosidad científica) que este tipo de virus cometen muchos errores durante su replicación, podríamos denominarles “maestros de la mutación”. Esta es la razón, sin ir más lejos, por la que por ejemplo necesitamos una nueva vacuna de la gripe cada pocos años. Eso sí, no todas las mutaciones “sufridas” por el virus lo hacen más infeccioso, ya que muchas de estas mutaciones producen defectos en el virus que pueden llegar a ser letales para él mismo.

A decir verdad, no sabemos cuántas mutaciones son o podrían ser necesarias para hacer que el ébola se propagase por vía aérea ni si esas mismas mutaciones serían compatibles con la viabilidad del propio virus. El virus del ébola no es nuevo, lo conocemos desde 1976, cuando ocurrió el primer brote en humanos del que tenemos constancia, pero sin duda alguna lleva millones de años multiplicándose en animales silvestres (murciélagos, tal y como ya se estableció en la anterior entrega). En definitiva, lo que quiero decir es que ha tenido mucho tiempo para mutar y cambiar. Es obligado reseñar que con los virus (como con el resto de organismos, no nos engañemos) es muy difícil predecir lo que puede pasar con ellos, pero puede ayudarnos mucho analizar qué ha pasado en el pasado. De esta forma, y tomando como datos los más de 100 años de estudios virológicos, podemos afirmar que hasta la fecha ¡jamás se ha visto un virus que afecte a humanos que cambie su modo de transmisión!

Sirvan dos ejemplos para ilustrar estos dos conceptos que acabo de trasladar a este escrito. Todos sabemos que hay virus que se transmiten por vía aérea, pero nos vamos a quedar con el H5N1, también conocido como virus de la gripe aviar. Éste se transmite por vía aérea entre aves, pero nunca entre mamíferos. Sin embargo, hoy sabemos que para que este virus se transmita por el aire entre mamíferos (más concretamente parece que entre hurones) son necesarios al menos cuatro cambios en los aminoácidos en una de sus proteínas, pero esos mismos cambios hacen que el virus pierda su virulencia y se vuelva menos peligroso para la humanidad. El virus tiene un dilema: ganar una función como transmitirse por aerosoles está acompañado de la pérdida de otra, como es en este caso la virulencia.

Estructura del virus del SIDA. Un virión del VIH tiene una forma esférica con un diámetro de 80-100 nm.  Está constituido por tres capas: la exterior es una bicapa lipídica;  la capa intermedia está constituida por la nucleocápside icosaédrica y la capa interior tiene forma de un cono truncado, tal y como puede observarse en la imagen.

Estructura del virus del SIDA. Un virión del VIH tiene una forma esférica con un diámetro de 80-100 nm.
Está constituido por tres capas: la exterior es una bicapa lipídica; la capa intermedia está constituida por la nucleocápside icosaédrica y la capa interior tiene forma de un cono truncado, tal y como puede observarse en la imagen.

El virus del SIDA (VIH) nos va a servir para ejemplificar el segundo concepto que anteriormente hemos desarrollado. El VIH ha infectado a millones de personas desde comienzos del siglo XX y aún hoy se transmite entre humanos de la misma manera (todos conocemos el modo de transmisión de este infame virus). Así pues, no hay ninguna razón para pensar que el virus del ébola sea diferente a otros virus que han cambiado su forma de transmisión. En definitiva, la probabilidad de que el ébola acabe transmitiéndose por aerosoles es tan remota que es innecesario asustar a la población. El deber de los medios de comunicación debiera ser divulgar y transmitir conocimientos científicos y no ilusiones propias de la ciencia ficción.

Imagino que se estarán preguntando “por qué hasta 1976 no había ébola y desde entonces sí, y además matando a mucha gente cada año desde esa fecha, ya que lo han oído en las noticias y lo han leído en la prensa durante el año pasado. ¿De dónde ha surgido este novedoso virus del ébola?” Vayamos por partes. El virus del ébola no es un virus nuevo, es más bien un ejemplo claro de lo que se conoce como virus emergente, es decir, permanece “camuflado” en animales silvestres y sólo se manifiesta cuando se favorece el contacto entre los animales que sirven de reservorio y el hombre. Debemos tener en cuenta que los “virus emergentes” aparecen por una serie de factores que se repiten frecuentemente, entre los que podemos destacar diversos factores humanos que contribuyen a la propagación del virus, como el hacinamiento y la falta de higiene. A esto hay que añadir la naturaleza y biología propias del virus en cuestión (velocidad de multiplicación, capacidad de mutación y recombinación, etc…) e incluso según diversos autores, hasta el efecto provocado por acción antrópica sobre los ecosistemas y el medio ambiente con la construcción de grandes presas y las deforestaciones.

Como ven, se dan las condiciones propicias para que el ébola surja en estas latitudes del continente africano, puesto que a todas las ya recopiladas anteriormente sumamos que en países como Guinea, Liberia y Sierra Leona (principal foco de infección del último brote de ébola) las condiciones sociales y sanitarias contribuyen a su extensión entre la población. No obstante, debemos tener siempre presente que son tres de los países más empobrecidos del mundo, contando con unas infraestructuras pésimas, un sistema sanitario deficiente y donde en los últimos años se han venido sucediendo con igual frecuencia tanto las deforestaciones como las guerras civiles.

Muertes en África por el brote de ébola frente a otras enfermedades.

Principales causas de muerte en África. Fuente: Organización Mundial de la Salud (2012).

Afrontemos ahora la cuestión que queda pendiente y que planteábamos líneas arriba sobre si el ébola ha matado a mucha gente y si es este el brote más mortífero del virus hasta la fecha. A este respecto debemos decir que la infección por ébola es un asunto muy serio, mostrando unas tasas de mortalidad muy elevadas. A pesar de esto, lo cierto y verdad es que no se han contabilizado muchas muertes en total causadas por este virus, ya que desde que se detectó por primera vez el virus (recuerden la fecha, 1976) hasta la fecha, el ébola ha causado unas 6.000 muertes, lo que da una media de unos 160 muertos/año en estos 38 años, a diferencia de lo que ocurre con otras enfermedades como la malaria, que mata más de 600.000 personas al año (¡casi 70 personas a la hora!). No conviene olvidar que en esos mismos países donde el ébola hace estragos todavía muere más gente víctima del SIDA o incluso la tuberculosis. El ébola es exótico y aterrador, lo que lo convierte en un buen reclamo mediático, pero como ven no está entre los microorganismos “asesinos” más peligrosos del mundo.

Causas de muerte diaria en Guinea, Liberia, Nigeria y Sierra Leona. Las esferas de color más oscuro corresponden al brote de ébola del 2014. Fuente: Organización Mundial de la Salud.

Causas de muerte diaria en Guinea, Liberia, Nigeria y Sierra Leona. Fuente: Organización Mundial de la Salud.

Con respecto a sobre si este brote de ébola es el más mortífero de los que se han producido hasta ahora, las matemáticas nos dicen que no, puesto que la tasa de mortalidad es del 48%. Aunque es elevada, no es el brote más mortal, mostrando unos niveles de mortandad similares a los registrados anteriormente, siendo el brote más mortal el registrado en el Congo entre los años 2001 y 2007, los cuales tuvieron unas tasas de mortandad de entre el 71 y el 89%. De hecho, me gustaría recalcar que el ébola no es siempre mortal. Tal y como comentamos en nuestra primera entrega, existen 5 cepas distintas del virus ébola: el tipo Zaire, el más mortífero y el causante del actual brote en África; el tipo Sudán, el segundo en mortalidad y en frecuencia de brotes; el tipo Bundibugyo, del que sólo ha habido un brote (año 2007); el tipo Tai Forest, con sólo un caso de infección en humanos y el tipo Reston. Los cuatros primeros son todos de origen africano y las tasas de mortalidad van desde el 25% para el tipo Bundibugyo hasta casi el 90% en los brotes de el Congo, provocados por el tipo Zaire. Por tanto, no todos los afectados mueren a causa del virus.

Por ejemplo, el tipo Reston del ébola no es mortal. Se descubrió en Filipinas y de ahí se importó a los Estados Unidos en un cargamento de monos que iban a usarse en experimentación en Reston (Virginia), de ahí el nombre. Una vez llegados a su destino, los monos enfermaron sin motivo aparente, y una vez estudiado a fondo el agente causante, se vislumbró que se trataba del virus del ébola tipo Reston. Posteriormente, se descubrió que uno de los cuidadores de los monos enfermos había desarrollado anticuerpos frente a este tipo de ébola, lo que significaba que había estado expuesto a la enfermedad, lo cual llamó la atención a propios y extraños, ya que el joven en cuestión no mostró síntomas de enfermedad. Desde 1989, año del suceso, se han encontrado estos anticuerpos en más personas así como en cerdos de Filipinas, pero ninguna persona afectada ha enfermado. Por tanto, con esto se desmonta una nueva mentira de los medios de comunicación, los dos estadounidenses infectados en África no son los primeros casos de infectados por ébola en ese país, son los primeros casos infectados por el tipo Zaire.

Entonces, ¿qué diferencia al actual brote de ébola de otros casos anteriores si el virus no se ha vuelto más virulento ni mortal? Muy simple, la particularidad es que es la primera vez que ocurre en el este de África, es la primera vez que afecta a poblaciones urbanas (hasta ahora siempre había estado asociada su aparición a zonas rurales próximas a la selva), es el más extenso de los producidos hasta ahora y es la primera vez que ha infectado y matado a ciudadanos de otras nacionalidades, en Europa y América. Lo que tiene de novedoso en definitiva este brote de ébola, es que en occidente, ahora nos hemos enterado de que existía el ébola. ¡Y cómo nos hemos enterado!

Aquí puede si lo desea ver la conferencia dada por los doctores José Luis del Pozo, especialista en Microbiología Clínica y enfermedades infecciosas, e Ignacio López-Goñi, catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra en la misma Universidad.




Esta semana , viajaremos a través del mundo de la filatelia, hasta los Emiratos Árabes Unidos, una federación formada por siete emiratos de la Península Arábiga centralizada en forma de monarquía constitucional con capital en Abu Dabi. El país limita al norte con el Golfo Pérsico, al sur y al oeste con Arabia Saudí y al este con el Sultanato de Omán. Antiguamente era una colonia perteneciente a Gran Bretaña hasta el 2 de diciembre 1971, momento en que el Protectorado de los Estados de la Tregua (el nombre anterior que recibía este territorio bajo tutela de Londres) se disuelve con la independencia de Abu Dabi, Ajmán, Dubái, Fuyaira, Shardja y Um al-Caiwain. Estos seis emiratos se unen en una federación. En 1972, Ras al-Jaima, se une a la federación para crear finalmente los Emiratos Árabes Unidos.

Centrándonos en el tema filatélico, los Estados de la Tregua usaban los mismos sellos que la India británica hasta 1961. Entre 1963 y 1966 cada emirato empieza a emitir sus propios sellos, a través de la firma Middle East Stamps, aunque con un enfoque mucho más cercano al coleccionismo que a un uso cotidiano por parte de los habitantes, llegando a la situación de que muchos de estos sellos ni siquiera pisaban el territorio, por lo que el abuso especulativo de las emisiones llevó, en un principio, a la pérdida del valor de los mismos. En 1973, los E.A.U. deciden sacar del mercado todos estos sellos y crear una estampa unificada y funcional para toda la federación.

 

Mapa Emirato de Ajmán

Mapa de los Emiratos Árabes Unidos, en color rojo los territorios del Emirato de Ajmán

En este artículo os presentamos una de aquellas series emitidas por uno de los emiratos, Ajmán, pero para rizar más el rizo, este territorio posee un pequeño exclave llamado Manama. Manama, cuyo significado es la ciudad dormida, es un pueblo agricultor de unos cinco mil habitantes que se encuentra totalmente rodeado por otros dos emiratos sin estar en contacto directo con Ajmán. Posee la fama internacional de haber creado durante seis años más de mil sellos sin necesidad alguna ni ningún tipo de uso real bajo el nombre de Manama – Dependency of Ajman. Los sellos están dedicados a la fauna global, destacándose aves, peces, mariposas y mamíferos entre otros, que enumeraremos a continuación.

 

Aves del Mundo EAU

Aves del mundo

Empezamos la serie de sellos de animales de Manam con las aves , entre las que destacan, una Grulla de Manchuria (Grus japonensis) (2) ave migratoria en peligro de extinción que vive entre Siberia, China, Japón y en raras ocasiones en Taiwán. La siguiente es una Cigüeña blanca (Ciconia ciconia) (3), ave migratoria entre África, Asia y Europa en estado de preocupación menor. La Cotorra alejandrina (Psittacula eupatria) (4)  nombrada así en honor a Alejandro Magno habita entre Afganistán, Pakistán, India, Birmania, Tailandia, Laos Camboya y Vietam así como ha sido naturalizada en Europa y Turquía. Con el número 5 encontramos un Pato joyuyo o de Florida (Aix sponsa), una anátide que habita pantanos y lagos de EEUU y también es posible encontrar en Cuba y Puerto Rico.

 

Peces del mundo EAU

Peces del mundo

La Piraña de vientre rojo (Pygocentrus nattereri) (1) que habita ríos de  clima subtropical en Venezuela, Guyana, Paraguay, Brasil, Uruguay y Argentina, y que debido a su dentadura puede ocasionar heridas graves en humanos.  El Barbo tigre o de Sumatra (Puntius tetrazona) habita en las aguas poco profundas del Sudeste Asiático y es famoso en el mundo de la acuariofilia. El siguiente es una Botia tigre (Chromobotia acracanthus) (4) que habita en el agua dulce de las  islas de Sumatra  y Borneo, su comercialización para acuarios está poniendo en peligro su población, debido a que no existe la cría en cautividad.  El siguiente es un miembro de la familia de los peces escalares, en este caso un Pez Ángel del Orinoco (Pterophyllum altum) (5) que habita los ríos Orinoco y Negro entre Venezuela , Colombia y Brasil. Finalmente  encontramos un Pez cirujano azul (Acanthurus leucosternon) (6), especie bentopelágica que vive en los arrecifes de los océanos Índico y Pacífico.

 

Mariposas del mundo EAU

Mariposas del mundo

Entre los sellos de mariposas destacan Cymothoe sanginaris (2), lepidóptero ninfálido del África Central, que habita en Guinea, Sierra Leona, Liberia, Costa de Marfil, Ghana, Nigeria, Camerún, Congo, Angola, R.D. Congo y Zambia repartida entre dos subespecies. Con el número 5, encontramos una Polilla crepuscular de Madagascar (Chrysiridia rhipheus), una gran polilla de vuelo diurno y endémica del país insular. Debido a su colorido es muy buscada por los coleccionistas.

 

Mamíferos salvajes del mundo EAU

Mamíferos salvajes del mundo

Entre los mamíferos salvajes, encontramos una Jirafa Masai o del Kilimanjaro (Giraffa camelopardalis tippelskirchi) (1), antiguamente poblaba grandes extensiones del continente africano, pero debido a la deforestación solo vive entre Kenia y Tanzania. Con el número 2, un Leopardo (Panthera pardus), felino de África y Asia. El Elefante africano de Sabana (Loxodonta africana) (3) es el mamífero terrestre más grande que existe en la actualidad, el siguiente animal es un Canguro rojo (Macropus rufus) (4) marsupial nocturno crepuscular de las regiones interiores áridas de Australia. Finalmente el último es un Tapir malayo (Tapirus indicus), el único tapir que no habita en América y que vive en las selvas de Sumatra y Birmania.

 

Mamíferos domésticos del mundo EAU

Mamíferos domésticos del mundo

Finalmente para terminar de repasar esta serie de Animales del Mundo editada en este país árabe, una simpática dosis de perretes y gatetes entre los que encontramos un gato siamés, un cocker, un chow chow, un gato persa y un san bernardo.

Por último, mencionar a Andy por regalarme estos sellos y a Coleta, Ismael y Marina por ayudarme a identificar durante una tarde la mayoría de animales que salen mencionados en esta entrada.

 




Algunas especies del género Mimulus se han naturalizado en regiones como Lowther Hills (Escocia).

Algunas especies del género Mimulus se han naturalizado en regiones como Lowther Hills (Escocia).

Nuestro gusto por lo bello nos ha llevado a cultivar y seleccionar aquellas flores que consideramos bonitas o dignas de estar en nuestro jardín. Algunas de las especies del género Mimulus, conocidas como flor-mono, se han ganado un hueco en nuestro corazón. Este grupo taxonómico comprende unas 120 especies que en su mayoría se distribuyen por América del Norte. Pero un puñado  de ellas han dado un salto de gigante, impulsadas por nosotros, y se las puede encontrar fuera de su hábitat en Europa o en otros puntos del globo. En definitiva, se han convertido en invasoras.

 

 

El caso que aquí vamos a comentar compete a dos especies naturalizadas en Reino Unido: Mimulus guttatus y M. luteus. La primera es nativa del oeste de América del Norte, mientras que la segunda proviene de Sudamérica. Siendo M. guttatus la que mayor potencial invasor tiene: la podemos encontrar en más de 16 países europeos o incluso en Nueva Zelanda. Ambas se suponen introducidas a partir de 1800.

Mimulus luteus es nativa de algunas regiones de América del Sur.

Mimulus luteus es nativa de algunas regiones de América del Sur.

Mientras que Mimulus guttatus proviene del oeste de América del Norte.

Mientras que Mimulus guttatus proviene del oeste de América del Norte.

 

 

 

 

 

 

 

 

La cercanía evolutiva de las dos especies hace que en los campos de Reino Unido se pueda encontrar ejemplares híbridos. Éstos producen semillas estériles, lo que no les impide tener una amplia distribución en el país ya que se apoyan en la reproducción asexual (clones). Es este punto es donde actúa la magia de la evolución. En Julio de 2012 se publicaba en la revista PhytoKeys el descubrimiento de una nueva especie: Mimulus peregrinus. El biólogo evolutivo Mario Vallejo Marín, de la Universidad de Stirling (Reino Unido), la encontró en la localidad de Lowther Hills (Escocia).

Mimulus peregrinus es una especie que habría surgido tras la hibridación entre dos especies invasoras.

Mimulus peregrinus es una especie que habría surgido tras la hibridación entre dos especies invasoras. Crédito: Mario Vallejo Marín.

En el artículo se defendía que M. peregrinus procedía de una hibridación entre M. guttatus y M. luteus. Al estudiar sus características genéticas y morfológicas se puede apreciar rasgos de estas dos especies. Por lo que serían los ancestros de la nueva. Paradojas de la biología, nos encontramos con una especie endémica de la flora escocesa que proviene de dos especies invasoras.

La clave de este caso se encontraría en la alopoliploidización o proceso de creación de un alopoliploide. Vayamos por parte para no perdernos. Cuando hablamos de una especie poliploide nos referimos a que tiene tres o más juegos completos de cromosomas (genomas). Si los genomas provienen de la misma especie, le llamaremos autopoliploide. Sin embargo, si son de distintas especies será un alopoliploide. Este segundo caso es el de Mimulus peregrinus.

Ya tenemos nuestro alopoliploide. En la mayoría de las veces que se crea uno nos encontraremos con un individuo estéril. Pero dentro de las angiospermas parece que este fenómeno va a más allá, llegando a la especialización. Se cree que este mecanismo puede ser la causa de la diversificación de esta rama botánica.

El proceso de especiación vendría tras una duplicación del material genético en las células germinales del poliploide. Después se puede generar una descendencia completamente fértil y voilà una nueva especie. En el artículo se identifica al híbrido Mimulus x robertsii como posible origen de la especie.

En el caso que nos ocupa, Mimulus peregrinus sería el primer caso conocido de una especie poliploide del género en Reino Unido. Además se calcula que esta especie tendría sólo entre 140 y 150 años de existencia. Toda una oportunidad para aprender cómo funciona la evolución.

 

 





Página 1 de 9312345...102030...Última »